Disponible el Anuario 2016

Pinchar en la imagen para consulta y descarga

Gracias a los medios de comunicación, al correo electrónico, la página web, al reciente número de WhatsApp, pero especialmente, gracias a las redes sociales, es cada vez más fácil estar al día de lo que ocurre en nuestra hermandad. No hay que dedicar ese tiempo que a muchos nos falta a buscar demasiado, pues está fácilmente a nuestro alcance, llega a nosotros rápidamente, a veces incluso sin buscarlo; y podemos consultarlo sin problema alguno. Pero todo pasa más rápido. Tenemos tanta información que no valoramos su importancia.
No seré yo quien hable aquí de los peligros y beneficios de la sociedad de la información, pero sí me gustaría que fuéramos conscientes de lo intenso que ha sido el 2016 para nuestra Hermandad, y para reflejo de ello, este anuario. La mayor dificultad en su realización radica en la selección de lo más relevante, que muchas veces incluso se escapa cuando empiezas a ser consciente de la extensión que está tomando el boceto de contenido inicial. Y entonces hay que seleccionar.
Si el anuario de 2015, el primero a cuya realización nos presentamos, presentaba una buena dosis de artículos formativos “teóricos” (llamémoslos así), aquí vais a encontrar otro canal de formación cristiana: las experiencias. Experiencias de nuestros hermanos, de cristianos comprometidos y de personas que de alguna u otra forma son parte de nuestra Hermandad.
De las que nos ayudan a difundir la palabra de Dios, de las que van en su búsqueda, y de las cuales también tenemos que aprender, especialmente, que no todo acaba en las fronteras de nuestra parroquia o casa de hermandad, sino que más bien es aquí donde empieza.
Decía que ha sido un año intenso, de los que te das cuenta que somos mucho más que una cofradía que hace su Estación de Penitencia cada Lunes Santo. Vais a poder comprobarlo en la memoria gráfica, pero sobre todo en la gran cantidad de noticias que han reflejado esa palpable actividad.
Es un placer que sea complicado seleccionar contenido, porque es el reflejo de que nuestra Hermandad no vive en un letargo del que solo despierte en fechas señaladas, sino que continuamente está haciendo algo, porque continuamente cada uno de los que participáis estáis haciendo algo por ella, movidos por ese amor inmenso a nuestros Sagrados Titulares.
Ojalá cuando leáis algún artículo o veáis alguna foto podáis teletransportaros a ese momento, u oigáis la voz de la persona que lo escribe en vuestra mente. Si no es así, os animo desde la experiencia a dejar de ser meros lectores, a ser partícipes en este 2017, y a seguir generando mucho material que seleccionar para el próximo anuario. Os animo a darle vida a nuestra Hermandad, que no es otra cosa que darle vida a nuestra fe, juntos. Por todo lo que no es tan fácil de ver a diario, por lo que pasa pero no queda, por lo que aun tenemos en la retina y queremos que nos haga recordar el 2016 como un año extraordinario para nuestra Hermandad, y por todos los que lo hacéis posible, van estas páginas de información, de interés, pero sobre todo, de lo que son ya bonitos recuerdos. Gracias.

Mercedes Delgado Gutiérrez. Directora del anuario