Templo

La Iglesia de San Antonio de Padua fue abierta al culto durante el verano del año 1954, siendo obispo de Córdoba Fray Albino, quien fundó en su mandato varias Iglesias más en Córdoba. Fue su primer párroco D. Manuel Márquez González y el primer bautizo se realizó el día 10 de Agosto de ese mismo año.

El templo consta de tres naves: la central y dos laterales. Originalmente a la derecha, estaba el batisterio con un altar donde  podia verse una imagen del Buen Pastor, que llegó a ser cotitular de la parroquia. A la izquierda se encontraba un pequeño altar con la Imagen de La Milagrosa. Fue aquí donde años mas tarde se instalaron los titulares de la hermandad de la Merced. Al fondo de esta nave se encontraba  la sacristía, y en la de la derecha el despacho parroquial. El Sagrario estaba situado en un altar en la nave izquierda junto a la  sacristía.

Hoy la distribución es algo diferente. si bien la sacristía sigue ocupando el final de la nave izquierda, al principio de esta se encuentra el despacho parroquial. Mientras que al principio de la nave derecha se ha construido una sala de usos múltiples y al fondo se encuentra la capilla del Sagrario con Ntro. Padre Jesús Humilde en la Coronación de Espinas.

El coro se asoma sobre la nave central donde en el altar mayor estaba la imagen de San Antonio, escoltado por dos grandes cuadros, devueltos ya a la Iglesia de Montoro de donde fueron sacados durante la guerra civil. Ahora, Ntra. Sra. de la Merced preside el altar, teniendo a los lados las imáges de San Antonio de Padua y San Rafael.

Catorce ventanales sobre los muros principales proporcionan la luz natural tamizada por modernas cristaleras decoradas con motivos sacramentales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.