Nota informativa sobre apertura de la Casa Hermandad, devolución de túnicas y otros aspectos de interés para los hermanos

Nos complace comunicar que, a partir del próximo viernes 22 de mayo, volverá a abrirse la Casa de Hermandad para la atención a los hermanos en todo lo que necesiten, siempre con las debidas garantías sanitarias y control de su aforo, en las siguientes condiciones:

  • La secretaría permanecerá abierta los martes y viernes de 20:30 a 22:30 horas, a partir del viernes 22 de mayo, salvo los días que haya cultos de Reglas, que permanecerá cerrada hasta la conclusión del culto. 
  • En este horario, y hasta el 30 de junio, se deberán devolver las túnicas propiedad de la Hermandad, y los hermanos podrán efectuar las gestiones que habitualmente venían realizando como es la atención en la Secretaría y Tesorería para actualización de datos, consultas, pago de cuotas, etc. También podrán retirar las papeletas de sitio todos aquellos hermanos que no lo hicieron y han mostrado su interés en colaborar con este donativo.
  • La apertura se realizará cumpliendo estrictamente las normas de higiene y distanciamiento entre personas, limitando siempre el aforo de la casa al máximo permitido, debiendo acudir con mascarilla.

Con estas medidas, la Hermandad traslada a sus hermanos el deseo de recuperar el contacto humano con todos y tratar, con todas las limitaciones exigidas, de volver a reencontrarnos junto a nuestros Sagrados Titulares.

Debemos informar que la Hermandad ha tenido que dar respuesta y asumir los compromisos adquiridos con los distintos proveedores que han prestado sus servicios de cara a la Semana Santa, gastos generados en los preparativos que ya se hicieron y, en algunos casos, sufragados, aunque no se realizó la estación de penitencia. Todos los encargos realizados y los servicios contratados hay que mantenerlos y abonarlos, actuando igualmente de manera responsable con estas empresas y entidades, así como continuar haciendo frente a las facturas de suministros (luz, agua, teléfono, alarma, préstamo etc.).  Eso, unido a la falta de ingresos producida por la suspensión de las Cruces de Mayo y la Feria, hacen que la economía de la Hermandad se vea resentida.

Por ello, animamos a todos los hermanos que iban a participar en la estación de penitencia, que, para evitar un agravio con los hermanos que ya lo hicieron, saquen su papeleta de sitio para colaborar con estos importantes desembolsos que la Hermandad tiene que afrontar y que le genera la estación de penitencia, aunque ésta haya tenido que suspenderse, recordando que las papeletas de sitio no cubren en su totalidad estos gastos.

La Junta de Gobierno entiende que la Hermandad es de todos los hermanos y, por tanto, entre todos, tenemos que hacer los esfuerzos necesarios para su sostenimiento.

En cualquier caso, y debido a la situación de gravedad que vivimos y a los problemas que ya está ocasionando en la economía, la Hermandad es plenamente consciente de las dificultades por las que algunos hermanos pueden estar pasando y contempla la posibilidad de devolver estos donativos de la papeleta de sitio, de forma extraordinaria, a quienes así lo soliciten, siendo condición indispensable que devuelvan la túnica en caso de ser propiedad de la Hermandad.

Agradecemos la generosidad de nuestros hermanos y devotos que están contribuyendo con sus donativos al mantenimiento de la asistencia de la Bolsa de Caridad, y recordamos que, por muy poco que puedas aportar, nos ayudarás a hacer mucho bien con los que más lo necesitan.

Los donativos pueden realizarse:

  • Por transferencia, a la cuenta ES93 2100 7810 5323 0003 9182, reflejando en observaciones el concepto DONATIVO CARIDAD.
  • Por bizum, al código 38372.

En este sentido, recordamos que todos los donativos recibidos están considerados dentro del Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al Mecenazgo (Ley 49/2002) y que cada año presentamos ante la Agencia Tributaria a través del modelo 182.

Agradeciendo la comprensión y colaboración en todo momento, pedimos a todos nuestros hermanos y devotos, más que nunca, su oración al Señor de la Coronación de Espinas y a Santa María de la Merced, especialmente por los enfermos y por quienes los cuidan, y por el alma de los fallecidos a consecuencia del coronavirus.